PATRIA DE PÁJAROS

PATRIA DE PÁJAROS
PUBLICADO: pilar_ge@hotmail.com

MUTARI IN ALITEM

MUTARI IN ALITEM
PUBLICADO: pilar_ge@hotmail.com

Reproducción de vídeos: Mutari In Alitem

Reproducción de videos DE ESTA COLECCIÓN

martes, 15 de septiembre de 2009

En Nuestras Manos







En Nuestras Manos

 



Photobucket





Vamos tú y yo* vertebrados e indeterminados, el pelo blanco por culpa
de aquella multitud
asintiendo, aplaudiendo con todos nuestros dientes.

Vamos tú y yo al mercado a comprar naranjas,
el aire de la calle nos hará bien,
alisará nuestras camisas y elevará nuestras faldas,
pisaremos las rejas del alcantarillado con los rayos del sol,
tendremos un cuaderno color nieve
a punto siempre de fundir
nuestras manos.

Vamos tú y yo a ejercitarnos en el contacto y el calor,
de espaldas a aquella multitud, el pelo airado por culpa de tanta
ecuanimidad,
tan mal alimentados, poco amados.

Vamos tú y yo inhóspitos y desarraigados, marrones y en el desierto
por culpa de toda aquella multitud apresurada en concluir,
apresurados en chocar los unos contra los otros,
bastante mal alimentados y nada amados,

vamos entre esa multitud
que se arrodilla,
rompe el contrato carnal que había heredado por boca de su padre
dentro del útero en el que yace una madre oscura.

Vamos tú y yo soberbiamente hoy en la noche con los tobillos alejados
de aquella multitud,
la vida es con el color de la mirada y no hay tanta agua para beber
en las fuentes
como para desperdiciarla,
tirarla por el lavabo o para pagar tanto llanto por ella.

Vamos tú y yo inéditos y desarropados
luciendo el torso con el que nos quedamos a temblar las malas noches,
será diferente por esta vez siempre que no nos inundemos,
ellos podrían hacer lo mismo, si así lo desearan,

no busques en todo esto explicación pues está escrito,
sólo vamos tú y yo
pues somos los que mezclados entre las calaveras se despiertan
de su sonambulismo
atraídos por una flauta
tan absurda como feliz.

Vamos tú y yo de espaldas, erguidos por entre las ventanas
a bordear las nubes,
el cielo es calcinado continuamente y los pies no lo aguantan,
pero sí si nos marchamos por los corros, acercándonos, apretándonos,
vamos tú y yo y seamos vengativos y tengamos memoria.

Una mente preclara que celebre la lluvia,
ya tantos han cantado la miseria y la miseria no ha disminuido,
sólo se han hecho enormes las brechas
tanto en el horizonte como en la frente.

Vamos tú y yo rotundos y absolutos como con lo inconcluso,
envejecidos de haber podido responder con un guiño ante la multitud,
con el cabello airado e inmaculado de algunas intenciones,
cuando canten los gallos,
saltemos sobre nuestras muletas arrinconadas debajo la cama.

Estábamos realmente perdidos en esa multitud que emulaba los pasos de los hombres que se estuvieron chocando toda la noche contra calaveras
pintarrajeadas.

Vamos tú y yo vejados y arruinados aunque no tan felices
de ser los favoritos,
la tierra aguarda en sus entrañas a las madres
para alimentarlas con toda su gravedad:
¡no amando la oscuridad!
¡no adorando la oscuridad!.
¡Oh, calla!

La tierra tiembla por culpa de todos esos vivos
que arañan con sus dedos la lluvia
y se mueve de sitio
y nos obliga a recordar.

Vamos tú y yo sondadores del torrente cutáneo,

¡la tierra!

ahora que estamos en el mercado comprando granates y chirimoyas,
nos hace bien intercambiar unas monedas por algún dulce,

¡la tierra!

para la eternidad siempre habrá tiempo, la eternidad espera
con un obsceno grito de indiferencia
todas las veces,

¡la tierra!,



Photobucket



no hemos perdido la memoria,
el fuego que arrasó.

Vamos tú y yo azuzados por el viento,
Izados por esa multitud.



Photobucket


*
Thomas S. Eliot, en
"La Canción de Amor De J. Alfred Prufock”



















No hay comentarios: