PATRIA DE PÁJAROS

PATRIA DE PÁJAROS
PUBLICADO: pilar_ge@hotmail.com

MUTARI IN ALITEM

MUTARI IN ALITEM
PUBLICADO: pilar_ge@hotmail.com

Reproducción de vídeos: Mutari In Alitem

Reproducción de videos DE ESTA COLECCIÓN

martes, 15 de septiembre de 2009

CONGOJA


CONGOJA
William Lesch







No me pintes real, no me hieras.


Vamos entonces, tú y yo,* con esta música de aeroplanos

a rastrear el mundo.


Vamos con esta sinfonía vertebral a hacer sonar clarines y trincheras.

Vamos, tú y yo, con todo el cielo por detrás

a rastrear la mesa,

jugando con las tijeras

esta noche

cuando a las 12

restalle un hueso contra una flauta.


Vamos entonces, tú y yo, derechos e impacientes a descifrar

el enigma del cuerpo y de las nubes.

Vamos tú y yo a tocar el sólo de trompetas,

ni entristecidos, ni alertas,

ni separados, ni juntos,

sólo

vamos, tú y yo

y que nadie interrumpa.

Porque habrá tiempo para secar la lengua,

para volver y no volver

y dañar y reparar,


verdad que ha de haber tiempo -no estamos tristes-

estamos trabajando, cantando,

habrá tiempo para guardar la lengua y volverla a extraer.

A las nueve de la noche

vamos entonces tú y yo,
iremos.

No escucharán más músicas ni fiestas, no habrá sanción para las horas horrorizadas ante

los cirros escarlatas,

lo he olvidado todo, yo ya no sé, pero vamos tú y yo

acumulados y anestesiados

por el impacto rosa de esta tarde.

Vamos por lo verbal del cielo, anaranjado, ajado,

destrozado

por el color,

y después,

cuando una rueca gire desde el pozo sin boca,

cuando confunda tu cabeza con la constelación astral,

cuando queriéndonos consolar nos sintamos heridos,

catapultados por montones de estrellas

anaranjadas,

ajadas,

a punto de extinguir

su brillo,

desvariadas.

Vamos de todas formas a sentir, a descuidar, a dormir

enganchados por una pinza,

sujetaré, ataré, entraré

y antes de media noche

ya habrás venido.


Y claro que habrá tiempo** de levantar otra vez estos brazos de silla,

de componer para las ilusiones,

no estaría hablando ahora yo así si no hubiera sido cegada,

acribillada

varias veces por el color sangrante de la huída,

desgarrada en la mitad de una idea, confusa,

por una voz que

tenazmente

se interpone en los ojos.

Es hora de recogerse antes de que después,

es hora de extenderse, de descansar,

hora de que miremos, de hacerse cuenta,

es hora de que sea tarde,

pero habrá tiempo.









*Thomas S. Eliot, en “La Canción de Amor De J. Alfred Prufock”

**Thomas S. Eliot, en “La Canción de Amor De J. Alfred Prufock




















No hay comentarios: